sábado, 25 de abril de 2015

LAS PIERNAS DEL DESEO ABIERTAS AL RAYO LUNAR






Las piernas del deseo abiertas al rayo lunar,
único testigo entre las sombras subrepticias,
del anhelo alma y cuerpo, del silencio eterno.


Te esperaba hechizada por tu aroma,
por el recuerdo de tu aroma... ¡sin olvido!
y caída sobre la cama envuelta sólo en Dios...


¡Quién sabe cuándo escucharé el hueco de tu voz
esparciendo flores en medio de mi noche!


Paula

No hay comentarios:

Publicar un comentario