miércoles, 6 de mayo de 2015

FLOR HONDÍSIMA






Coagulaba la noche
en sendero de espinas...
el dolor era prenda de piedra
que vestía el manto frío de mi cuerpo
...rastros se perdían en la pira
donde Dido acabó con su vida...
y tantas otras que silenciadas
amando demasiado... se desangraban.

¿Por qué es intrínseco en la condición
de enroscarse en una pasión profunda
acabar sintiendo la mano helada
de la nocturna sombra, escombro,
apenas un guante de púas
que rechaza la caricia de Dios?

...Yo no lo sé, vivo de jardines de besos
donde crecen largos tallos como manos
que nunca, jamás alcanzo; están más allá.
...Ciertamente no lo sé, libo de las flores
que se abren a mi sed casi piadosas.
Casi... siempre buscando el nido de mi boca.

Cuajada la noche es un espejo,
el terrible espejo de mi ser,
y ahondo mi palidez en sus recodos
y perforo el silencio con mi grito...
El grito ahuecado de la vacuidad,
el grito perforado de la continencia...

Yo no lo sé, vivo en un huerto perdido,
que es como un cuenco sacrosanto,
allí sorbo del propio Dios su aliento
y exhalo de la propia muerte su voz.
Ciertamente no lo sé...
no sé por qué amar despiadadamente,
hasta despiadadamente morir...

No....no, yo sorbo en el jardín de néctares
la flor hondísima que el amor no es.


Paula

10 comentarios:

  1. is an honor to read you every day kisses andy

    ResponderEliminar
  2. Todo lector quisiera perderse, y cerrar los ojos, en esos "jardines de besos" que citas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí a veces es mejor perderse entre besos que aceptar un amor que sea esclavizante...

      Eliminar
  3. Vives entre los sentimientos y el mundo lleno de poesía, muy bello.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, como decía Becquer "podrá no haber poetas pero siempre habrá poesía"

      Eliminar
  4. Me gustó!!! especialmente como la última parte.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la última parte señala la diferencia entre el amor y el placer... y a veces cuando se ama obsesivamente es mejor no entrar en el amor... solamente irrumpir de vez en cuando en un momento placentero.

      Eliminar
  5. uuufff donde el aliento se pierde dulcemente me enanto!!! intenso esta precioso Olga un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar