viernes, 1 de mayo de 2015

NO QUIERO NO, VERTE CERRAR LOS OJOS ESTA NOCHE






No quiero, no, verte cerrar los ojos esta noche
que como un pozo abismal se extiende profunda hacia el universo:
océano infinito donde caen rendidas y verdes tus miradas.
Hoy no, hoy quédate junto a mí, despierta de tus sueños,
que tus brazos se estiren a lo largo y ancho de mis recovecos,
y palpiten las células tibias de nuestro único cuerpo...
Hoy no, hoy quédate enredado a mi cabello,
echado a las plantas de mi corazón,
como el can más fiel, como la estrella que eres
cuando brillas inmenso en mis rincones.
No quiero, no, ver tu boca silente, extraviada,
y tu sombra cansina, acostada detrás de ti,
condenada a su perpetua cadena unida a tu ser.
Te lo suplico, hoy no te vayas por las rutas soñadas, ¡ven, ven!:
sea el cuenco de tu cuerpo a mi espalda el escudo
que en la noche me abrigue de los espectros;
sean tus brazos como los montes a un valle,
dándole al río ruboroso de mi piel su naciente;
sea tu boca, tu boca siempre muda, en mi hálito,
y respire de ti.... y respire de ti... ¡ah sí!
¡Seas tú esta noche, y yo, y el más allá,
y el insomnio, esta vez bendito, quien nos vea comulgar!




Paula

4 comentarios:

  1. aprecciate much your poems kisses andy

    ResponderEliminar
  2. ¡Guau, Paula, escribes muy profundo!
    Hay versos que te parten en dos, deseando que vaya, que haya ido y le hayáis declarado la guerra al sueño.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miss Carrousel, te dejo un beso enorme...

      Eliminar