viernes, 8 de mayo de 2015

SI TIENES QUE IRTE








Si tienes que irte
por el sendero de adoquines de esta noche,
entre las luces y las sombras,
entre las esquinas y los muros,
en medio de las piedras del cielo
y del estruendo de la voz de Dios,
entonces ve, arrancando un trozo de mí,
o arrancándolo todo de mí...
sin preocuparte ve
porque en el pozo de los sueños
fermentaré un abrazo, el último...

Luego viviremos atados a esos brazos,
hundida mi cabeza en tu pecho,
enredadas mis manos en tu pelo,
posado mi sexo en tu sexo... paloma
y semilla que se desenvuelve
y se vuelve a unir en el misterio del ser.
¿Qué soy sin la profundidad de tu boca?
Sin la demasía de tu boca...¿qué soy?

Fermentaré ese último abrazo eterno,
estarás enroscado en mi centro de mujer,
yo te poseeré por siempre jamás,
y todas las copas de la vida a las que me asomé,
y todos los bocados que la dulzura me regaló,
desvanecerán ante el dolor de tu cuerpo
y el dolor de mi cuerpo cuando en silencio
somos el manto único del universo.

Amar duele estando cerca,
estando lejos,
y más allá de la vida...


Paula

3 comentarios:

  1. El dolor del amor es fuerte, quizás por eso mismo, "porque es amor"...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amar es una suerte de masoquismo por momentos y por otros un nirvana...

      Eliminar
  2. esa imagen estuve yo por ponerla en mi blog el otro dia,fíjate...al final no la puse,aunque me gusta

    por otra parte...no e leido muy detenidamente tu post

    luego veo tu foto...una chica con gafas...guapita y tal,aunque no te e visto nunca en la vida real

    ResponderEliminar