sábado, 9 de mayo de 2015

SIN PENSAR








Abierta amapola, cuajada en silencio,
me volví a la vida en la copa de tu boca
... no pensaba encontrar en medio de esta selva
donde beber con fruición a la vera de unos labios,
que más que labios son grandes mares
donde bogar mi barca: ¡toda ensueños!
y acabar encallando lentamente
en el cuenco sagrado de tu pecho.

Alzada tu cabeza de plata y oro
con la misma expresión de un santo perdido
... no creía que cemento y  luces frías
me regalarían la tibieza perforante de tu cuerpo,
Más que tibio, un fogón ardiente
donde desdoblar mis curvas fuertes
y acallar los pétreos harapos de la noche
embebida en la fuerza de tu cuerpo...

Coagulada de silencio, abierta amapola
que recibe en su cesura de flor
el pistilo prolongado de un viejo amor...

Paula

4 comentarios:

  1. uufff Paula!!!!! escribesprecioso mi niña es exquisito tocas la piel tocas el elama waauu viaje sentí y disfruté !!! precioso amiga , besos desde mi brillo del msr

    ResponderEliminar
  2. is an honor to read you kisses andy

    ResponderEliminar
  3. Se envidia a esa amapola...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar