jueves, 24 de marzo de 2016

El hombre que yo amo se eleva como tronco....








El hombre que yo amo se eleva como tronco
largos esquejes, profundas raíces,
y una retahíla espesa de palabras que
suenan como ecos cuando se aleja caminando.

Tiene boca de vampiro, y canta ruiseñor.
Sus besos sorben de mis labios mi aliento
y sus cantos me adormecen sobre su pecho
como una niña inerme durmiendo con Dios.

El hombre que yo amo es profundo como un pozo,
jamás se logra ver qué hay allá al final,
pero de su agua clara y fresquísima
bebo la vida, libo la muerte y sigo en mi andar.

Paula

No hay comentarios:

Publicar un comentario