jueves, 24 de marzo de 2016

Inexorable







Hay algo en mi interior,
un fuego que me abrasa,
un dolor intrínseco herido
un fugaz pasar que pasa,
un tímido y gigante deseo
una fúlgida aureola de oro
algo que callo y lloro
algo que brilla y no veo.

¡Cuántas lágrimas como broche!
¡cuántas estrellas fenecidas!
Tanto hallarme póstuma nacida,
tanto huir al día para morir de noche.

Hay algo que me llena
de arcana vacuidad:
una plegaria plena
del rogar perpetuidad
un camino sin sendero, 
un ir a dónde no se va.
Un raro ente que espero,
un darlo todo y no dar,
una oscuridad que me encierra
una brisa sofocante
un sentir que me destierra
un buscar determinante.



Paula

1 comentario: