jueves, 17 de marzo de 2016

Las piedritas de los recuerdos









Las piedritas de los recuerdos han hecho pocillos en mi piel.
Una piel desgastada por el olvido, y aturdida por las memorias,
pero memorias de viles batallas de corazones nemródicos:
pasiones que aturdían mis días, alargaban mis noches:
pasiones empozadas en los rastros de los años,
en las ojeras que la tarde ha sabido pintar con fruición y dolor,
Y las ojeras que la noche ha embadurnado colgando de mis ojos:
pensando en ti…. De ti y para ti ha sido el ardor de mi piel…
Eres quién sabe qué sombra de mi inconsciente, de mis sueños,
de mis sensaciones que se esparcen y se contraen en el pensar.
Eres quién sabe qué cosa reflejada en el aljibe ahondado de mi alma…
Tal vez, solamente tal vez muera yo sin saberte… sin nombrarte con propiedad…
Has vivido y vivirás enclavado en las piedritas de los recuerdos
que como diges van colgando de toda la magna extensión de mi cuerpo
y la inagotable medida de mi alma.

Paula

5 comentarios:

  1. Lo malo es acumular muchas "piedritas" y luego tener que pararse para clasificarlas y escoger con cuál debes quedarte y cual desechar por ser imposible llevarlas en la mochila del alma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Nuestro inteior sabe bien, muy bien, cual piedra desechar y cual no, sucede que a veces ese interior anda ocupado, amiga mía, y no nos deja que las distingamos. Dar tiempo al tiempo es importante...

    Un abrazo y lindo fin de semana, Paula

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Fina a veces nos enredamos demasiado... y el tiempo duele... besos gigantes.

      Eliminar