viernes, 18 de marzo de 2016

Otoñal










Tengo versillos de otoño
enredados entre papeles en la mesa,
colgando de manteles arrugados,
y de las tardes descoloridas y puntiagudas...
Tengo versillos en un cajón
donde se acumulan restos inútiles y polvo,
algunos son de celofán, otros no dejan ver la luz:
son hojas moribundas de árboles que una vez fueron,
son versillos desollados de un cuerpo o de un alma
que quién sabe si alguna vez habrá podido ser...
Tengo el otoño entre apuntes en las mesas,
entre girones en las papeleras...
y se me duerme las noches bajo la brisa tranquila,
perdido quién sabe dónde lo habré olvidado yo.
Paula

2 comentarios:

  1. Se lleva el otoño en cada latido del corazón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Rafael, el otoño es mi estación preferida, adoro el mando dorado de las hojas, la ropa semi liviana y las lluvias sin razón de ser...

    ResponderEliminar