jueves, 24 de marzo de 2016

Una permanencia










Te encuentro impreso en mí,
como la huella que deja cicatriz
en el camino pavimentado.
Te veo anochecido en mí,
como el añil que tiñe el cielo
cuando el sol decide morir.
Te siento dentro de mí
como el puñal que desangra
y crecido en extrañeza avanza
sobre la abierta magnolia.
Te siento en mi entraña
como un grito esplendoroso de gloria...

E impreso en mí, integral,
todo tú y toda yo marchamos
hacia la ecúmine de nuestra historia.

Amar es una permanencia...



Paula

No hay comentarios:

Publicar un comentario